Las gotas de lluvia empiezan a descender. Arriba entre las capas más altas de la selva, enormes árboles pelean por un poco de espacio. Alzo la mirada y mi vista recibe una gran dosis de vegetación desbordándose: los verdes varían